ciclo | embarazo | ovulación | menopausia | consejos

 

Cada mes, entre la menarquía y la menopausia, se producen cambios complejos y cíclicos en el cuerpo de la mujer. El ciclo menstrual comienza el 1er día de sangrado genital y finaliza justo antes del siguiente sangrado. La duración del ciclo suele ser de 28 días, pero puede variar entre 18 y 42 días. El ciclo menstrual puede dividirse en tres fases: folicular (preovulatoria y variable), ovulatoria y lútea (postovulatoria, más constante).


·· FASE FOLICULAR

Comienza el 1er día de sangrado hasta el día anterior al aumento de la LH (hormona luteica). Bajo la influencia de la FSH (hormona folicular), se inicia el desarrollo de varios folículos y solamente uno madurará en el curso de 10 - 12 días de un ciclo normal de 28 días. El folículo que madura y que está destinado a ovular se llama folículo
De Graaf, y el proceso de ruptura del folículo destinado a liberar el óvulo se denomina ovulación.

Cambios hormonales
En la fase inicial del ciclo, los estrógenos (principalmente estradiol E2) y la progesterona se encuentran en concentraciones reducidas; los niveles de FSH son crecientes, mientras que los niveles de LH son muy reducidos. Los niveles elevados de FSH estimulan el crecimiento folicular y la secreción de estrógenos, particularmente estradiol E2. A partir de los días 7 y 8, la elevación de estradiol es muy rápida y alcanza su pico máximo justo antes de la ovulación. Los niveles crecientes de estradiol producen una retroinhibición de la liberación de FSH y desencadena un rápido aumento de LH. Justo antes de la oleada de LH comienza a elevarse la concentración en sangre de progesterona.

·· FASE OVULATORIA

Al llegar a la mitad del ciclo se produce una elevación máxima de LH, lo que conduce a la maduración del folículo De Graaf y su ruptura posterior con liberación del óvulo (entre 16 y 32 h después del pico máximo de LH). El folículo roto experimenta alteraciones morfológicas que lo convierten en una estructura amarillenta llamada cuerpo lúteo, asumiendo funciones de órgano endocrino.

Cambios hormonales
Antes de aparecer el pico máximo de la LH, el estradiol desciende y vuelve a elevarse después de la ovulación. Los niveles de progesterona liberada por el cuerpo amarillo comienzan a elevarse, inhibiendo la secreción de la LH.

·· FASE LÚTEA

La fase postovulatoria es la mitad más constante del ciclo y finaliza con el inicio de una nueva menstruación, siendo su duración promedio de 14 días en ausencia de embarazo. En esta fase el cuerpo lúteo mantiene el óvulo liberado por medio de la secreción de progesterona.

Cambios hormonales
Las hormonas ováricas más importantes son el estradiol y la progesterona. El estradiol regula los cambios que tienen lugar durante la fase folicular, y la progesterona, junto con el estradiol, dominan las alteraciones producidas durante la fase lútea. Por lo tanto el ovario desempeña un papel endocrino fundamental y actúa como unidad central durante el ciclo. Las funciones rítmicas y morfológicas del ovario dependen de la liberación temporal de FSH y LH desde la hipófisis, en respuesta a la secreción hipotalámica de la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH). El cuerpo lúteo produce estradiol y progesterona durante unos 14 días, y posteriormente degenera si no se produce la fertilización del óvulo. Si se originó la fecundación durante la fase ovárica o dos días posteriores, la gonadotropina coriónica humana (hCG) del óvulo fecundado mantiene el cuerpo lúteo hasta que la unidad fetoplacentaria pueda, a nivel endocrino, mantenerse a sí misma.

Efecto de las hormonas ováricas sobre el útero (endometrio)

La elevación de los niveles de estradiol estimulan la reconstrucción del endometrio, vasos sanguíneos y glándulas secretoras del útero. Este fenómeno de crecimiento del endometrio se llama fase proliferativa y corresponde a la fase folicular ovárica. Las glándulas comienzan a liberar sustancias, fase secretora del endometrio (que corresponde con la fase lútea ovárica).Si un óvulo fertilizado se implanta con éxito en el endometrio engrosado, se aumenta la producción de estrógenos, lo que evita la menstruación y comienza el desarrollo de la gestación.

CONCEPCIÓN

La ovulación y la concepción ocurren unos 14 días antes del periodo menstrual. Si los ciclos son irregulares, el momento de la concepción y la duración de la gestación son difíciles de determinar. Cuando se produce la ovulación, el moco cervical se hace menos viscoso, facilitando el tránsito de los espermatozoides desde la vagina hasta el endometrio. Antes de la ovulación, los espermatozoides pueden almacenarse en el cuello del útero unos 5 días.

La fertilización se suele producir en la trompa. El epitelio de la trompa debe de actuar correctamente para que el óvulo se fecunde y para que se desarrolle el cigoto durante su tránsito (de 3 a 5 días) hasta el endometrio y su implantación (1 o 2 días más). Durante este tiempo el cigoto se va dividiendo, y en el momento de la implantación ya es un blastocito. Hacia el 10º día pueden identificarse las células sinticiales y las del trofoblasto (que establece una relación nutricional con el útero materno).

PLACENTACIÓN

La formación de la placenta se inicia con el desarrollo de las células trofoblásticas al 10º día. Al principio la placenta rodea el blastocito y le transmite nutrientes y elimina los desechos a través de las membranas celulares. Hacia el 12º día las vellosidades se forman en la superficie coriónica y se ramifican en una disposición compleja. Hacia la 12ª semana se demarca la placenta verdadera, la cual se ancla directamente sobre la espiral de arteriolas maternas. La placenta alcanza su forma final hacia la 18ª - 20ª semana del embarazo, y crece hasta un peso final en el parto de unos 500 g.

   ciclo | embarazo | ovulación | menopausia | consejos

 

Todos los productos
de autodiagnóstico son
de venta exclusiva
en Oficinas de Farmacia

 

 
     
 

 

Amedea. Diseño web. Diseño de Aplicaciones Móviles. Diseño Apps. Diseño Aplicaciones iPhone. Diseño Aplicaciones Android. Diseño Gráfico · Amedea · www.amedea.es